jueves, 3 de septiembre de 2009

Una de Crisis

Ayer escuché en las noticias del canal cuatro una reflexión que a mi parecer es de lo más cuerdo que he oído sobre la crisis en España en los últimos meses. En este país se ha llegado, por consenso o imitación, al bipartidismo. Eres del PSOE(Partido Socialista Obrero Español) y apoyas la gestión de Zapatero o eres del PP(Partido Popular, derecha) y apoyas a Rajoy, su líder. No hay medias tintas ni alternativas. Tal parece que no existieran los más de 30 partidos presentes en los Parlamentos Autónomicos.

La crisis se le ha ido de las manos al gobierno y todos critican con más o menos razón la actuación del presidente cuando en España el poder está repartido en gran medida por autonomías, provincias, etc. Lo que escuché ayer vino de Iñaki Gabilondo y no necesita más preámbulo. Me quito el sombrero y aquí lo reproduzco:

"El paro sigue creciendo; y si no hay milagros, el último trimestre va a ser tremendo. Es evidente que el Gobierno no encuentra antídotos para esta gravísima enfermedad. Todo su esfuerzo consiste en atender lo mejor posible a los damnificados para que puedan sobrellevarla. Zapatero está superado por los acontecimientos y dá bandazos. Eso es inocultable.

¿Quiere esto decir que Rajoy sí tendría soluciones? Nos permitimos dudarlo. Nuestro problema de fondo es que no somos la potencia económica que creíamos, que creyó Aznar, que creía Zapatero y que creíamos todos. Y que estamos, sencillamente, descendiendo de forma vertiginosa a nuestro verdadero nivel. Abrupto despertar. Con un paro descomunal. Y nuestros jóvenes padeciéndolo de forma agudísima. Nuestros cimientos eran de arena. Somos una potencia de tercer nivel. La carroza de cristal vuelve a ser una calabaza y no lo queremos aceptar. Y proyectamos nuestra frustración en un único responsable: el Gobierno central.

Cualquiera diría que vivimos en una dictadura soviética y dependemos de un plan quinquenal, diseñado a puerta cerrada por el politburó y sus mandarines. Es paradójico. Cuando menos poder tienen los gobiernos centrales, que lo han cedido hacia abajo, a las Comunidades Autónomas, y hacia arriba, a Europa, más se pide todo y sólo a los gobiernos centrales. Como si el resto, en España, fuera un cuerpo muerto. No se nos ocurre que la mejora de nuestra productividad pueda depender también de que haya o no haya empresarios que decidan invertir sus beneficios en tecnología de vanguardia. O que la salud de las cuentas públicas puedan depender también de que las Comunidades Autónomas recorten o no recorten sus burocracias, a veces elefantiásicas. O de cómo actúen los bancos, o cómo se modernicen nuestros hoteles, o con qué decencia trabajen notarios, abogados o registradores de la propiedad. No, nada influye. Todo, de lo grande a lo chico, lo determina La Moncloa.

Y sólo miramos a La Moncloa, como años atrás mirábamos a la lucecita del Pardo, o al laúd menorquín en el que Aznar, a solas, decidía sucesores y guerras. El Gobierno está KO. Pero ojalá fuera nuestro único problema. Buenas noches."

Sin más comentarios.

8 comentarios:

a.c.rey. dijo...

dçimelo a mí, que llevo un año en tierra de nadie¡
Saludos¡ Buena perspectiva de post¡

Fernán González dijo...

Aquí también a crisis ha golpeado pero por lo que sé no tan fuerte como en España. Una economía concentrada en un sector, el de la construcción, como en el caso de España, es muy vulnerable. La economía británica ha estado demasiado dependiente del sector financiero. Por eso el gobierno se apresuró a apuntalar los bancos. De todas formas, ya parece que hay luz al final del túnel. Hay señales de que la crisis está pasando. Quizás su fin demorará un poco más en llegar a España pero llegará. No hay que perder la esperanza.

Salud.

A Cuban In London dijo...

Muy interesante tu reflexion porque eso fue lo mismo que senti in mis dos semanas en Cantanbria. No hay punto medio en Espanna en este momento. Zapatero me parecio un hombre con mesura y cordura, pero como yo era sencillamente turista no me meto en ese potaje.

Muchas gracias por tan buen escrito.

Saludos desde Londres.

Morgana dijo...

Amaury, yo vivo aquí hace algunos años y la situación es como para no votar.
Ni por unos ni por otros y la oposición me parece la peor desde que Julio Cesar era emperador en Roma.

Una abrazo!

Morgana dijo...

Fernán, es que es eso, las bases de la economía son diferentes y más débiles. De todas formas esto tarde o temprano iba a sudecer y volverá a suceder.
no puedes construir casas para siempre jamás ni hacer coches como churros. Volverá y volverá y así seguiremos como en una noria.

Un abrazo!

Morgana dijo...

Gracias Cuban. La verdad es que a cualquier presidente que le hubiera tocado la crisis le hubiera ido mal. Esto no es de ahora, fueron muchos los años de acciones equivocadas.

Ahora a ver que pasa.

Saludos y bienvenido de tus vacaciones!

la margarita mia dijo...

yo también pienso que tenia que suceder en cualquier momento porque se han hecho las cosas mal, se ha empezado la casa por el tejado y se crearon bases equivocadas en la economia, ya veremos que pasa y cuanto demora volver todo a la normalidad y sino normalidad por lo menos un poquito mejor de lo que estamos, saludos.

Morgana dijo...

Claro Margarita. Eso yo le decía a un amigo español el fin de semana. No se pueden cosntruir casas hasta el infinito. No se pueden hacer coches sin medida. Si ahora se sale adelante de esa forma, la crisis volverá, será ciclíca.

Hay que modernizarse. diversificar. Obligar a los empresarios grandes a mejorar, to improve or to not improve.

De otra forma, en 10 años estaremos en la mismitica!

Muchos besos!