martes, 4 de agosto de 2009

De robos y sobornos

Ayer leyendo el blog de Aguaya, reflexionaba acerca de la cantidad de atropellos y humillaciones que se cometen a diario en los aeropuertos cubanos con los cubanos, valga la redundancia. Todos tenemos como mínimo una historia que contar o una estrategia que sugerir. En cualquier caso viajar a Cuba siempre "pone de los nervios".
Recuerdo la primera vez que fui desde Alemania. Después de diez meses regresé a mi país, con ánimo de vivir en él. A mi lado iba una familia alemana que tenía reserva en Varadero y no cabía en sí de la alegría. El viaje duraba muchas horas por lo que fue inevitable que entablásemos una amena conversación.
Llegando al aeropuerto nos separamos. Fila de cubanos, fila de extranjeros. Recogida de equipaje. El mío marcado, sólo Dios sabe las razones. Señorita debe abrir las maletas. Allí, en medio del aeropuerto, nada de mesas aparte. Me abrieron las maletas. Ropa desperdigada por el suelo. Agentes rodeándome. Debe usted pagar cien euros por los regalos que lleva. No tengo cien euros. Bueno ¿cuánto tienes?. Cincuenta. No. Sesenta. Ok, paga.
A estas alturas todos en el lugar me observaban. Mi madre y mi novio a través de los cristales de la puerta de salida. La familia alemana con la que había compartido las horas de vuelo también miraba, a saber lo que pensaban- ¿tendrá drogas?. Mi cara roja de vergüenza e indignación.
Esas son cosas de todos los días. Ahora es diferente el método de pago, pero también se las trae. Médicos que se ofrecen a pasarte el sobrepeso. Agentes que te miran con prepotencia. Funcionarios de la miseria que lo vuelven todo aún más miserable.

15 comentarios:

Aguaya dijo...

A mí misma me daba pena con una sen~ora mayor que pasó antes que yo. Decía: "Pero si eso es para mis nietos, para mi familia, cosas que me quito yo!". Y no, le querían decomisar los kilos de más que no podía pagar...
Hasta cuándo!
Un abrazo, Morgana!!!

Morgana dijo...

Eso es lo más deprimente. Todavía uno ya tiene más escuela, pero con las personas mayores es tremendo.
Agua, en ese mismo viaje venía una pareja que había ido a Alemania a ver su hija, pero en esos días había pasado un ciclón por la habana, el Charley y se había llevado el techo de su casa.
El matrimonio dejó Berlín y para Cuba corriendo.
Bueno, en el aeropuerto cubano les querían quitar los clavos, las herramientas y aquello rompía el alma de cualquiera menos de los degenerados de la aduana..

Saludos!

Cris dijo...

Menos mal que ahora te queda como anécdota para contar.... verdad? Un saludo cordial :)

Anónimo dijo...

Cuba es el único país que 'controla' el peso del equipaje de los que llegan... ES ROBO A CARA DESCUBIERTA pero yo me lo merezco, se lo merece mi madre, mi padre, toda mi familia los vecinos... todos y cada uno de los cubanos nos merecemos que nos traten como NOS TRATAMOS,,, repito no son 'ellos' ni 'estos' no son los funcionarios entidades alienígenas que nos someten Y ROBAN,,,

POR QUE DIGO ESTO? porque pagamos los 100 euros, porque 'no queremos buscarnos problemas', porque tememos, se lo permitimos, tragamos, nos exiliamos, decimos estos comunistas...

Soy un cobarde Srs! Yo también he pagado los 100 euros (notese, digo euros no dolares no por evitar alusiones) con cada uno de los billetes que entregaba a otro cubano pagaba por mi cobardía.

Nos tratamos asi, que quede claro!
Porque lo permitimos y lo seguimos permitiendo.

Michell Pérez Acosta dijo...

Morgana imagino el mal rato, es el precio a pagar atrevernos a fugarnos del paraiso.
Anónimo,
pienso q no es tan así como dices...o lo permites o t vas d vuelta a casa en el mismo avión en q llegaste:una d 2.
Mi remedio contra semejante mal será santo y ya lo comenté en el blog d Aguaya: 4 pullovers, par d shorts, dinero en el bolsillo, y se acabó la historia.
Saludos Morgana..

Morgana dijo...

Cris y que lo digas! Me siento tan aliviada cuando me monto en el avión de regreso!

bienvenida!

Morgana dijo...

Buenos días anónimo!

Yo en parte pienso como tu. No tanto en ese "momento aduanal" que como dice Michell no tienes más remedio.
Sin embargo cuando estoy en Cuba veo la forma en la que nos tratamos y es deprimente.
Las faltas de respeto de los que están de cara al cliente en cafeterías, el maltrato, que te revisen la cartera en la tienda al salir o entrar, que te vendan en las bodegas comida pasada, pan viejo, tantas cosas que cada día se soportan casi sin quejas.
Cuando veo eso también pienso que a veces se tiene lo que se merece.

Un saludo!

Morgana dijo...

Buenos días Michell,

Muchas veces pienso eso, pero termino llenando la maleta:-)...es que hay cosas que ni con dinero en Cuba encuentras, o son muy caras y te parece tremendo pagar por ellas.

En fin, el mar...

Un abrazo!

Puchungurria dijo...

No sabes cuanto dinero y cuantos regalos me robaron en el aeropuerto de Cuba, hasta un día que no lleve ni un frijol nuevo y a la hora de la abridera me indigné y les dije con tremenda mala forma: "que esta vez les abria las maletas con tremendo gusto porque no traia nada para que no me quitaran ni el dinero ni las cosas, que se les acababa el jueguito conmigo, hasta aqui las clases, el dinero se lo dejo a mi familia y mis amigos no a ustedes" Morgana, se me quedaron mirando con una cara que yo pensé que me llevarian presa ajjaja.

Evidencias dijo...

Una exvecina, ya en sus 70's regresó y llevaba bastante sobrepeso. De la indignacion y la tristeza casi le da un infarto. Al final le quitaron menos, pero de casi todos los zapatos, le dejaron solo uno del par.

spx dijo...

Parece que ni Cándido Fabré se libra...

http://www.youtube.com/watch?v=C2cGlVFsuNg

Morgana dijo...

Puchun eso no es fácil, encima te hace eso cuando estás en la puerta casi y mirando a tus familiares que sabe Dios el tiempo que no los ves. A mi se me llenaban los ojos de lágrimas viendo a mi mamá...pero me puse dura y le dije al de la aduana: "A ver, mira, esa que está allí es mi mamá, hace bastante que no la abrazo, pero la veo y se que está bien, así que no me vas a poder presionar"...cuando dices eso, te miran con un tin de respeto...
¡Que Rabiaaaa!

Morgana dijo...

Puchun eso no es fácil, encima te hace eso cuando estás en la puerta casi y mirando a tus familiares que sabe Dios el tiempo que no los ves. A mi se me llenaban los ojos de lágrimas viendo a mi mamá...pero me puse dura y le dije al de la aduana: "A ver, mira, esa que está allí es mi mamá, hace bastante que no la abrazo, pero la veo y se que está bien, así que no me vas a poder presionar"...cuando dices eso, te miran con un tin de respeto...
¡Que Rabiaaaa!

Morgana dijo...

Ay Evidencias, pobre señora, pero es que no es fácil...con tantas carencias y ponerse en esa comedera de lo que pica el pollo haciendonos daño nosotros mismos!

Gracias por pasarte!

Morgana dijo...

hola spx,

Que pena que esté en el trabajo, en cuando llegue a la casa veo el vídeo y te comento!

Un abrazo!