lunes, 10 de agosto de 2009

Amarás al líder por sobre todas las cosas


Así se titula un escalofriante reportaje de Jon Sistiaga, transmitido por la cadena de televisión española "cuatro" en Julio del 2007. Comienza con la frase: ¡Nuestros líderes nunca se equivocan! El periodista muy asombrado espeta ¿Qué pasaría si eso ocurriese? a lo que el funcionario responde: "No sé, eso nunca ha pasado"...

Jon Sistiaga para filmar este reportaje, emprende un viaje por uno de los últimos bastiones comunistas donde todavía se vive dentro de los esquemas trazados por la Guerra Fría, donde el culto al líder es religión y obligación si no se quiere acabar en un campo de concentración, perdón, reeducación.

La potencia nuclear que alardea de su fuerza bélica con autopistas donde caben cinco tanques en paralelo pero por donde no transitan coches y donde la mitad de la población vive en los límites de la malnutrición. Donde las masas son movilizadas a diario para mantenerlas alerta ante enemigos imaginarios y se bloquean las emisoras extranjeras e internet para que no se filtre ninguna información del exterior. Una enorme cárcel de las ideas donde todo el mundo es supuestamente igual, aunque las élites del partido se muevan en Mercedes y el resto del pueblo lo haga en bicicleta. Un supuesto paraíso social que confina a sus deficientes psíquicos en cooperativas agrícolas como mano de obra defectuosa y donde cuadrillas de obreros/disidentes barren las autopistas.

Verán que tres agentes de la seguridad del Estado/¿traductores? velaron constantemente para que sólo se grabara lo que ellos querían enseñar. Salir solo del hotel estaba terminantemente prohibido bajo amenaza de expulsión del país. El reportaje logra ofrecer un retrato aproximado de la verdadera realidad de un país que se despierta por las mañanas con las músicas patrióticas que suenan en cada fábrica o escuela, y que se acuesta cuando en la alienante televisión estatal retumban los acordes del himno nacional.

Una sopresa en el documental es la presencia de un español en la cúpula del gobierno, siguiendo la doctrina del líder a pies juntillas, mintiendo una vez tras otra para no mostrar la realidad del país.

Corea del Norte es un enorme juguete de 22 millones de personas para un líder que se cree un semidios. Un hombre en cuyo honor se han levantado 35 000 estatuas ante las cuales todos tienen que hacer una reverencia al pasar. Un hombre que asegura que ha escrito de su puño y letra más de 18.000 libros.

Diferencias hay miles con el régimen cubano, eso sí, cualquier semejanza NO es pura coincidencia.
El documental aquí.

19 comentarios:

Txema dijo...

Morgana parece que tenemos telepatía. Pensaba escribir una especie de "mea culpa" sobre esta cuestión y ahora creo que con más motivo lo haré.

Bueno, yo he leído "la historia me absolverá" y aún me emociona recordarlo. Modestamente creo que nada que ver Ficel con este tipejo. Pese a que ya sabes lo que pienso de la actual situación en Cuba: es una dictadura.

Y dices que ha escrito ¡18.000 libros! ¿Les obligará a leerlos?

Morgana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Morgana dijo...

Txema, nada, nada no...

La represión política existe, no hay muchos libros de autores que se hayan ido del país(los recogían hasta los 90's), no aparecen tampoco libros como Rebelión en la Granja o 1984 y cuando los encuentras los lees de manera clandestina.

Hay censura con internet, la gente puede acceder a través de proxis y tienen servidores de correo como el outlook que transmiten sólo texto por lo que son fácilmente procesados y almacenados.

Los libros de clase enaltecen la figura de Fidel Castro y la revolución hasta el punto en que el 90 porciento de los textos con los que aprendes a leer son políticos. Si puedes dales un vistazo. Para entrar a las clases se cantan canciones patrióticas.

Existe la libreta de abstecimiento, están prohibidas las ventas de coches aunque la cúpula también en Cuba anda en Mercedes Benz. Las autopistas no es que estén vacías, pero casi casi. Para corroborarlo preguntale a cualquiera...ahh..mejor dicho las carreteras porque autopista no tenemos ninguna.

Existen unos cuantos monumentos a la ineficiencia, no tan grandes pero si verídicos. Al lado de mi casa un hospital se tardó 18 años en hacerse y no porque fuera grande.

Los profesionales no cobran 1 euro al mes, pero si 16...que no es lo mismo pero es igual...

Tampoco se puede viajar así por así, tienes que obtener una carta del gobierno que se reserva el privilegio de decidir...

Tenemos la misma zozobra de que seremos atacados por el imperio, para lo cual tenemos domingos de la defensa, marchas, domingos rojos y desde los 16 años sabemos por PMI(preparacion militar) armar y desarmar un arma para usar claro está contra los yanquis...

La historia se reescribe cada vez que conviene, antes los chinos eran malos, ahora son buenos.

Esas son las coincidencias que se me ocurren así por arribita.

Se que no es los mismo y que al lado de Corea, cuba es paraíso, pero es que tenemos otra idiosincracia. Dentro de las diferencias, las semejanzas por lo menos a mi, me asustan.

Txema dijo...

Ya. Reconozco que eso es así. No lo niego, en absoluto.

Pero, no me imagino lo que debe ser vivir en Pyongyang.

Has leído mi entrada sobre Italia?

Besos.

estodevivir dijo...

Dios mio..he visto el documental y está impactante..que horror..

Morgana dijo...

Está terrible...y hay otro que se llama Corea del Norte - Acceso al terror que también está tremendo...

Un abrazo estodevivir!

chiquitacubana dijo...

muy buena entrada, lo vi y es un horror
saludos cariño

Morgana dijo...

Gracias chiquita! Oye esto de bloguear es un vicio! Cada vez que veo algo interesante corro a escribirlo :-)...eso sí es tremendo ejercicio para la memoria!

Fernán González dijo...

Este es un documental extraordinario, que debería conocerse más. La narración es impecable, bien pensada y sincronizada con la imagen (mejor que la sincronización con el sonido en algunos fragmentos). Es un modelo de periodismo bajo presión. Sagaz reportero el Jon Sistiaga. Con todas las limitaciones, nos muestra lo aberrante de la vida en el régimen norcoreano. Delicioso el diálogo con el guía en el que Sistiaga le pregunta como puede tener un reloj y unas gafas de sol que cuestan mucho más que el euro que se supone ganan mensualmente los norcoreanos. Ante la insistencia, un "no jodas".
Mi experiencia más cercana de Corea del Norte fue en la Universidad de La Habana. Allá por los ochenta había un norcoreano en la Facultad de Filología que se llamaba Choe. Nos llevábamos bien. Un día me pidió que le escribiera un saludo de año nuevo en español para una postal que le daría a alguien. Se me ocurrió un "Feliz Año Nuevo", o algo por el estilo. Eso sin embargo no era lo que quería Choe. Corrió hasta un joven comunista al que le dio instrucciones de escribir en castellano: "Estimado camarada X, le deseo un año de grandes logros revolucionarios en la lucha por un futuro luminoso". Después de eso solo lo vi de lejos. Creo que ahora escribe para Pyongyang Times.

Morgana dijo...

Ay Fernán tremenda postal de fin de año.

Yo conozco a un coreano pero nacido en Cuba que estaban captando para que aprendiera coreano y trabajara en la embajada, para ello tenía que pasarse un tiempo en Corea y aprender bien el idioma ya que el sólo sabía español. Como todos los cubanos cuando le dijeron eso de "salir" enseguida dijo que si.
No recuerdo que tiempo duró en Corea, pero creo que no mucho y eso que estaba entre la "élite", no pudo con aquello y volvió para Cuba más rápido que aprisa.
Oye y lo del español? De madre...

Gracias por pasarte!

exiliocubanounido dijo...

Gracias Morgana por darnos esta vision amplia y el video......
Los que tenemos la dicha de vivir fuera de estos regimenes,nos toca denunciar estas cosas...como bien dice el Titulo de tu Blog...Hasta cuando........
Gracias por pasar por http://todosporunacubalibre.blogspot.com
y dejarnos un comentario sobre el Post de la muerte.
Un placer haberte visitado y me llevo tu link a nuestros Blog que seguimos.
Aparte, queriamos invitarte al Congreso Virtual Internacional. Por la libertad y contra todo totalitarismo pro-comunista.
Para ver detalles:
http://congresovirtualinternacional.blogspot.com

Un saludo...

Txema dijo...

Hola Morgana, si quiers puedes pasar por mi perfil donde está mi otro blog. Creo que te interesará.


Un saludo

Kerala dijo...

Morgana hace años una amiga me comentó las experiencias de su esposo al dar un viaje por allá y en mi ingenuidad creía que exageraba, luego desde "afuera" el horror se quita el disfraz y entonces nos damos cuenta de lo que esconden estas sociedades igualitaristas y represivas. Un abrazo

Alí Reyes H. dijo...

Hola Morgana, descubrí tu blog desde el blog de Lena, lo que màs me llamò la atenciòn fue tu personidad gatuna...siento debilidad por las gatas (risas) El caso es que entrè y me encuentro con alguien que piensa como yo. Soy un opositor al gobierno venezolano y todos esos secuaces que le hacen el juego a cuenta de petrodólares, tambièn contra todo lo que huela a autoritarismo, y de eso tenemos mucho en el mundo. Y tù retratas ese fanatismo absurdo muy bien en este artìculo. Revisè esta primera hoja de tu blog y te digo que me gustan todos los artículos.

Desde ya cuenta con que "tigrero" es tu nueva casa en Venezuela

Carlos dijo...

Morgana, hace poco tiempo yo veía tan absurdas y lejanas estas imágenes de Corea del Norte.
Soy ecuatoriano y en verdad ahora se vive una psicosis al respecto con este mamotreto llamado Socialismo del Siglo XXI.

No hay nada como la libertad.
Me voy contento de haber encontrado tu blog.

Saludos.

Morgana dijo...

Exiliocubanounido bienvenido y muchas gracias!

Si he visto la convocatoria y claro que me sumo!

Saludos!

Morgana dijo...

Hola Kerala!

Parece que cuando uno está "adentro" tiende a pensar que los demás exageran. Debe ser instinto de supervivencia...

Gracias por pasarte!

Morgana dijo...

bienvenido Alí y muchas gracias!

Ya pasé por mi casa Trigero y me gustó mucho. Te añado a mi lista de blogs!

un abrazo!

Morgana dijo...

Hola carlos!

Cúanta razón, no hay nada como la libertad!

Un abrazo y bienvenido!