lunes, 3 de agosto de 2009

¡Aprender a conducir después de vieja!

Aprender a conducir(manejar en cubano) es una de las primeras asignaturas que tenemos que aprender casi siempre al salir de la isla. En estos tiempos se torna algo bastante necesario, un poco más en países como Estados Unidos donde las distancias son tan grandes y no se estila demasiado andar en transporte público(a no ser claro está en las grandes ciudades donde hay metro).

En Europa la cosa es un poco diferente. La red de trasporte público es bastante eficiente, hay metro en muchas ciudades, las distancias no suelen ser tan grandes y hay sitios en los cuales encontrar aparcamiento es tarea imposible. De todas formas, esto de aprender a conducir es un elemento bastante importante, tanto a la hora de buscar trabajo como al hacer la compra de la semana o del mes en supermercados que siempre o casi siempre vienen quedando en las afueras.

En Cuba para qué hablar. Escuelas hay unas pocas, coches, un poco menos. Casi siempre las escuelas tienen asignado un carro y el estudiante que saque la mejor nota entre muchos en el exámen teórico, tiene derecho a utilizarlo y recibir en él las clases prácticas, pagando claro está la gasolina.

El problema viene cuando ni siquiera el mejor estudiante adquiere el derecho del coche de autoescuela, sino el sobrino/hijo/amigo del jefe o el que pague por debajo de la mesa una cantidad suficiente para sobornar al director y/o al profesor de la misma. De esta forma sólo te queda hablar con un amigo al que todavía le funcione el Lada o el Moskvicht para recibir de ellos las lecciones elementales del arte de conducir.

La verdad es que mi papá intentó enseñarme. Teníamos un Moskvicht que era un miembro más de la familia. Era nuestro coche desde que yo cumplí los cinco años. A los 18 mi papá comenzó con algunas lecciones pero a la semana vino un señor francés que se lo alquilaba y nos hacía más falta el dinero que mi aprendizaje. Así que lo fuimos dejando para otro momento.

Entonces la semana pasada ya con más de treinta años, me he matriculado en la autoescuela. Estoy leyéndome el manual como si fuera una novela y con mucho entusiasmo. De todas formas tengo un poco de miedo, no sé si me acostumbraré, si me resultará muy difícil o muy caro. Todo depende de la cantidad de clases que necesite.
¿Y a ustedes?¿Les resultó muy difícil aprender?

20 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Morgana, en tu contexto de entrada yo soy extranjera…así que te diré que conducir es como todo en la vida, es decir, es práctica. Yo tengo el carnet desde los 18 y ahora tengo 43, siempre he conducido, así que hoy por hoy, lo hago de forma automática, pero también fui novata, se me calaba el coche en las cuestas, las primeras veces la pierna izquierda me saltaba tanto me daba golpes en el volante.
Recuerdo mi primera clase práctica, cuando el instructor me dijo, que tenía que mirar para delante, por los tres espejos, cambiar de marcha sin mirar la palanca de cambio, y estar atenta a las señalizaciones y encima coordinar los dos pies con los pedales…la cara se me desencajó y le dije….yo no soy capaz…Tú no te desanimes, se puede hacer todo eso y más, de hecho se pierde más tiempo hablándolo que haciéndolo, es algo instintivo. No sé si tienes hijos, pero es como hacer de comer, poner la lavadora, ayudar con los deberes, y vigilar que no se hagan daño cuando están jugando…parece misión imposible y millones de mujeres lo hacen a diario…pues conducir es lo mismo…
ÁNIMO, que tú puedes… Guapa.
Besos

Morgana dijo...

Gracias Carmen por el ánimo! De todas formas aún no tengo hijos y tampoco sé como se puede hacer tantas cosas al mismo tiempo.
Suerte que la gente lo hace y una siempre piensa...si ellas pueden quizás yo también:-)

antonio dijo...

Conducir no mucho, fue facil.Pero circular es otra cosa, aun estoy en ello.

Morgana dijo...

Pos sip Antonio, además es que ahora que me estoy leyendo el manual veo más todas las infracciones que hace la gente cuando circula! sin hablar de los días de lluvia..ya es para volverse loco..

Gracias por pasarte!

estodevivir dijo...

Hija, no hables de aprender de vieja, yo me saqué la primera licencia de mi vida aquí en USA, con 47 años en las costillas, lo oíste bien, 47, y ahora manejo un taxi, es que me encantó...ánimo.

Txema dijo...

Oye viejita, ¡ten cuidado! los de las autoescuelas son un poco chorizos (no sé si en Cuba eso significa lo mismo) y si encima vas con precaución te tendrán dando clases hasta que caiga Fidel (es broma).

No, en serio, ni se te ocurra decir que tienes miedo o algo así. Tú como si fueras Fitipaldi.

Ya me contarás.

Anónimo dijo...

Hola: Me gusta mucho tu blog lo leo asiduamente aunque no escriba. Quiero decirte respecto a este escrito que la NECESIDAD ES LA BASE DE LA INVENCION, al llegar a este pais bien jovencita comencé a aprender a manejar por pasar el tiempo, mi esposo no queria que lo hiciera pero a mi se me metió en la cabeza y lo hice. Nunca me dejó usar el carro, porque si era nuevo etc etc excusas para que no saliera, un dia mi papá se cansó de que llevara a mi hija a la escuela caminando y me compró un "fotingo" que siempre estaba roto, asi que lo liquidé pronto, despues volvimos a lo mismo: no me prestaba el carro, hasta que un dia me fui a un distribuidor de carros nuevos y sin tener crédito compré uno, llegué muriendome a la casa pues nunca habia actuado así, conclusión ahora la que maneja soy yo pues el Sr se ha vuelto tremendo paraguero que no hay quien monte con él, la moraleja de esta historia es que si "otro puede tú tambien", ten cuidado y sigue adelante que de los cobardes no se ha escrito nada.
Saludos

Gusanita

ElSrM dijo...

El considerar joven o viejo a alguien es relativo y propio de cada lugar y época. Para mí alguien de 32 y de más es aún joven aquí en España :-)

Ánimo, Morgana. Yo, viviendo en Barcelona, puedo quedarme sin aprender a conducir —no me gustan los coches— gracias a nuestra red de transporte público. Aunque cuando piense en viajar, posiblemente tenga que aprender :-P

Kerala dijo...

Morgana eres muy cómica, una mezcla buena de ingenuidad y garra, mira alguien dijo en los comentarios y es cierto "la práctica hace al monje". Tú llegarás a hacerlo muy bien, sin dudas. Nuestros niños aprenden sin predisponerse, evita eso y llegarás a parquearte muy bien. En mi caso es lo que me resultó más difícil, cuando hay dos coches y un espacio intermedio, para otros en lo más sencillo y aparte por ejemplo, a mí no me gusta manejar llega a ser una necesidad y la resuelves, pero hay quien gusta del timón y otros no.

Manuel Ortega dijo...

Morgana, el manejar no es tan difícil como lo parece al principio. Si, es cuestión de costumbre y practica, de un lento gateo a pequeños pasos a correr. Tómalo como un deporte, como si estuvieras practicando el tenis por primera vez, remetiendo la bola contra la pared, excepto que en este deporte de manejar no te conviene remeter contra la pared. Mejor practica el frenar, al final de las cuentas esto será la lección más importante.
No te preocupes, dentro de unos meses serás una experta lista para la formula 1.

la margarita mia dijo...

morgana gracias por pasarte por mi blog, te contaré que cuando llegué aqui no podia apuntarme al autoescuela, pero me compré los libros y me puse a estudiarlos para cuando pudiera, pues llegó ese día y alla fui, cuando hacía los prácticos el profesor me decía que podía cambiar de primera cuando quisiera porque yo solo conducia en esa velocidad por miedo, pues ya llevo diez años conduciendo y es verdad llegas a hacerlo todo automaticamente, por eso no te preocupes, yo cuando conducia y venía una guagua eso era puro nerviosismo hasta que pasa el tiempo y se te olvida todo el miedo, ahh y por lo de vieja no te hagas craneo mi tio se lo acaba de sacar hace solo dos meses con 67 años en las costillas, animo y ya veras que bien, a mi es que me encanta conducir,suerte y saludos.

Morgana dijo...

Hola antonio, que risa me ha dado tu comentario. Me vi a mí misma encendiendo el coche y pa'lante...que sea lo que sea...

Grcais por el comentario!

Morgana dijo...

estodevivir...bueno no es que sea vieja, pero es que aquí la gente aprende con 17 o 18. Muchas veces van al examen ya sabiendo. Por eso lo dije.
Por otra parte eso que has hecho es admirable. Mucha gente no se atreve!

Un abrazo!

Morgana dijo...

txema, en cuba chorizo es chorizo de ese de comer...jajaa..si ellos fueran chorizos de ese tipo iría a clases con un cuchillo y pan!

Hablando en serio, sé que son unos chorizos y tomo nota, nada de decir lo del miedo. Total, siempre lo he tenido a todo, pero sssshh, sólo lo se yo y ahora vosotros!

Morgana dijo...

Gusanita bienvenida formalmente! gracias por tu comentario.
Pues yo tengo una amiga que hizo parecido a ti. Estudió y estudió y ahora es el marido el perezoso para conducir. Siempre tiene que hacerlo ella.
También tengo otro caso de que el marido no quería que ella cogiera el coche. Ella seguía insistiendo y la primera vez que lo cogió lo pegó contra un muro. Cuenta la leyenda que aún no han podido recuperar todas las piezas!

Gracias por el ánimo! Ahora a coger el toro por los cuernos!

Morgana dijo...

buenos días ElSrM!

Como le dije a Txema, lo de la edad es porque aquí la gente aprende más jovencita. Siempre que me preguntan si se y digo que no me miran como a un bicho raro.

La verdad es que Barcelona está muy bien. Valencia también. Pero a veces uno quiere alejarse un poquito, a una playa sn tanta gente o al campo y entonces siento que falta...Sin hablar de lso empleos que lo exigen...

Gracias por pasarte!

Morgana dijo...

Gracias Kerala! Lo que dices de mi gente cercana me lo ha dicho(así eres buena cacterizando). Trato de que el ejercicio de escribir sea una especie de terapia liberadora, tanto para mí como para los que me leen y además nos ayudemos en esto de vivir, rodar, vivir y seguir viviendo!
Yo atmbién le tengo tremendo respeto a lo de aparcar en la posición que dices...Ya te contaré.

Besos y abrazos!

Morgana dijo...

Manuel!!

Ay si supieras lo mala que soy practicando tennis y sus similares!! jajajaja!
Lo más que juego es raqueta en la playa...

Trataré de no estamparme contra la pared, no estamparme contra la pared, no estamparme contra la pared!

Morgana dijo...

buenos días Margarita!

ni que lo digas! Me imagino un camión, rastra o autobús detrás mío y brrrr..tiemblo..
De todas formas sabes? me dan mucho más miedo las motos. Son muy rápidas y encima casi siempre las llevan jóvenes temerarios...esas me dan más miedo!

Gracias por pasarte!

Anónimo dijo...

Tengo 67 anos tengo una gran necesidad de aprender a manejar creen que pueda?