lunes, 5 de octubre de 2009

La iglesia y los efebos.

De alguna manera yo siempre he pensado en la religión de una forma y de la iglesia como institución, de otra. Me eduqué en un país comunista y por ende laico. No recibí la más mínima instrucción religiosa por parte de instituciones gubernamentales. Mis padres comunistas y ateos, fueron sin embargo los que se encargaron de acercarme a ese mundo. A pesar de carecer de creencias dieron por sentado que ellas forman parte de la cultura en general y no tuvieron reparos en llevarme a iglesias y explicarme los conceptos básicos de la historia sagrada. Ese comportamiento no era la verdad muy común entre los comunistas y lo he agradecido siempre.

Pero la separación entre iglesia y religión, se la debo a mi abuela. La única persona que conocí en mi infancia con una imagen de la virgen en su habitación y que antes de dormir, rezaba. Mi abuela es católica, pero no gusta de las iglesias ni de los curas. Nunca he querido ahondar en esos sentimientos, pero de seguro tienen que ver con lo ostentoso de la institución.

El caso es que he heredado ese sentimiento y otros más respecto a la iglesia, los curas y el vaticano. En parte porque soy mujer y considero que nuestro papel según el catolisismo está bastante "malsituado", en parte porque no consigo entender la ostentanción- que no la riqueza- de la que hace alarde el estado Vaticano. Ahora para colmo he leído algo que no consigo entender. juzguen ustedes mismos:


"El arzobispo Silvano Tomasi, observador permanente del Vaticano ante la ONU, afirma que en su Iglesia no se debería hablar de pedofilia sino de homosexuales atraídos por adolescentes. Que en lugar de pedófilos se debería hablar de efebófilos, hombres que tienen relaciones con varones de 11 a 17 años. "


Este hombre(¿?) dice eso así, en público y sin despeinarse. Me digo yo ¿el abusar de un niño de 11, 12 años no es ser pedófilo?¿Donde, cómo, por qué? ¿Este hombre está hablando en serio? Supongo que está hablando tan en serio como Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife que hace dos años dijo que hay menores de 13 años que van por ahí incitando al abuso.

Ya es terrible que un hombre viole niños/as, es vergonzoso y condenable. Pero que ese hombre sea sacerdote, que encima diga que un niño lo ha provocado y que el no es pedófilo sino efébofilo, ya es el colmo.

Tanto dolor en el mundo, muertes, tantas causas para socorrer, tanto pobre que ayudar y sostener y al mismo tiempo, tanto aprovechado en nombre del amor.

No hay palabras.

22 comentarios:

Txema dijo...

Cierto Morgana, no hay palabras.

Pero me congratulo personalmente de la actitus de tus padres. Ellos son el ejemplo a seguir.

Un saludo de tu amigo.

Armienne dijo...

Morgana.
La religión es fe.
La iglesia es hipocresía y represión por no hablar de la manipulación de la fe.

Bettie dijo...

Solo puedo decir... "Y que lo digas"...

Un saludo

Fernán González dijo...

Morgana, creo que no debemos caer en las generalizaciones que no dejan ver las cosas en su justa medida. La Iglesia Católica podrá tener las sombras de las que hablas y otras pero también tiene sus luces. Proveer ayuda a los necesitados es sólo una de ellas.
Para hablar de algo cercano, ahí está el trabajo de Cáritas en Cuba. El cuidado de los enfermos por las monjas es otro. Si seguimos en Cuba, mencionemos entonces a las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul en el Leprosorio de San Lázaro. Esas mismas religiosas estuvieron a cargo de la Casa de Beneficencia que recogía a niños abandonados (estaba donde hoy se encuentra el hospital Hermanos Ameijeiras en La Habana). Otro ejemplo del pasado es la obra caritativa de fray José Olallo en el hospital San Juan de Dios en Camagüey. Pudiera mencionar lo que hace la Iglesia en muchas partes del mundo hoy. Ese trabajo desinteresado (porque no se piden conversiones a cambio) es testimonio de que hay una Iglesia que hace lo que predica.

En cuanto a la opulencia los templos católicos, debe notarse que la mayoría de ellos son herencias de una época donde era importante crear espacios para el culto que reflejaran la magnificencia de Dios.

Morgana dijo...

Gracias Txema. Si la verdad es que mis padres hicieron un buen trabajo en materia de tolerancia:-)

Esa es también mi opinión Armienne. Besitos!

Bettie, pues eso. Ahh por cierto me compré las pestañas pero aún no me las he puesto.

Morgana dijo...

Fernán, no digo que la Iglesia Católica, o las iglesias en general no hagan también cosas buenas. Sé del trabajo de Caritas y de muchas ONG's no religiosas que hacen innumerables esfuerzos para socorrer a los necesitados en muchas partes del mundo. También considero muy loable la labor de muchas monjas que dedican su vida a la vida de los demás y las respeto profundamente.

Tampoco hablo de la opulencia de los templos, maravillas arquitectónicas donde las haya.

Por opulencia y ostentación me refiero a la del clérigo. A la ostentanción de las capas superiores de la iglesia. Muchas veces mientras más altos están, más grande es esa ostentación y perdona, menos piedad veo en sus manos.

Mis palabras se refieren a la vergüenza de que altos miembros de la Iglesia Católica digan lo que dicen y defiendan hechos como los que defienden(fíjate que los dos que menciono son personajes públicos de cierto rango). Ellos deberían ser los primeros en defender sus credos y su honestidad.

En esos no veo amor, ni humildad, ni bien.

un saludo!

la margarita mia dijo...

morgana estoy de acuerdo contigo en todas tus respuestas y en tu post, no hay palabras, saludos.

Garrincha dijo...

dice el refrán urbano:

"a mí dios no me cae mal.
es su club de fans el que me saca de quicio."

es como aquel imán en la televisión egipcia creo, dando clases sobre por qué pegarle a una mujer y la mejor manera de hacerlo.

sí, aguantamos muchos paquetes con tal de ser políticamente correctos.

Bettie dijo...

Hola linda!!
Los correctores son un producto que sirve para ocultar granitos, rojeces, ojeras, y demás. A veces vienen juntos en una paleta los colores más importantes. (A ver si hago un artículo en el blog sobre los correctores, sus colores y su función). De todas maneras, no creo que a tí te haga falta ;)

Fernán González dijo...

Morgana

Seguramente es más en lo que coincidimos que en lo que discrepamos. Además disentir es sano.

Es el derecho a hacerlo el que queremos ver en práctica en Cuba, fundamento de una democracia. Lo que se olvida a veces es que no hay que atacar por tener ideas diferentes. Estoy seguro de que coincidimos en que no siempre hay que aplaudir o abstenerse. Eso, bien lo sabemos, es cosa de dictaduras.

Un saludo sincero y solidario desde Londres.

Morgana dijo...

Hola Fernán, si yo lo digo, disentir es bueno, con respeto siempre claro está.

No quisiera que malinterpretaras lo que digo, estos medios virtuales carecen de emociones, inflexiones y demás. No te estoy atacando ni mucho menos. Lo que dices es cierto, pero creo que lo que digo yo también. Nada es malo malo ni bueno bueno.

También creo que es más lo que nos une que lo que nos divide y claro, el hecho de que todos tengamos espacio para nuestras opiniones, es un sueño dorado por el que abogamos todos!

Besos!

Morgana dijo...

hola Margarita, aquí en un breve descanso(que me he tomado porque sí) en el trabajo. ayyy que ganas de que sea mañana y disfrutar del puente!!

un abrazo!

Morgana dijo...

Garrix, la frase ni pintada, pero sabes una cosa? Me caen mucho mejor los de toda la vida que los conversos de ayer para ahora. por lo menos con los que me ha tocado!

Saludos!

Fernán González dijo...

Morgana, gracias por el comentario que me has dejado en mi blog. Sobre Obama y el inmerecido Nobel acabo de publicar algo.

Salud

Armienne dijo...

Soy católica de comunión y confirmación pero no dejo de reconocer que la iglesia tiene sus defectos que ya han sido mencionados en los comentarios anteriores y tiene sus virtudes y sus obras porque sin obras la fe muere.
Valen de la iglesia católica su tradición y su doctrina desarrollada a lo largo de los siglos que, la mayoría de las veces, no es lo dicho por Cristo sino por los hombres pero humanos somos.
Lo más penoso de la iglesia es el abandono de su verdadero papel por los pobres, en especial en los países desarrollados y ricos y su apoyo a los más poderosos.
La iglesia predica caridad cuando debe predicar justicia de acuerdo a su misma y olvidada Doctrina Social.
La pobreza no se arregla con limosnas sino con justicia social y eso lo olvida.

Puchungurria dijo...

Morgana, Coma estas?? este tema es doloroso. Hace un tiempo vimos aca en familia una pelicula sobre esto, esa realidad es dura y trajo desagradables concecuencias a miles de personas que terminaron con sus vidas destrozadas, Ahora esto? con que verguenza?, ver como se sigue tapando el sol con un dedo es imperdonable.
un saludo, cuidate.

Manuel Ortega dijo...

Morgana, tu experiencia y la mía son muy diferentes. Yo tuve a un padre que siempre mantuvo su fe sobre la ideología que trataron de imponerle, a consecuencia sufrimos mucho, pero el nunca claudico. Por su ejemplo yo me di cuenta que en cuestiones de la fe somos todos una isla singular. Por tanto creo en Dios no por lo que haga o no haga mis semejantes, creo por fe y esta nadie me la quita.

Raquel YG-I dijo...

Morgana, yo, al igual que Armienne y otros, soy católica aunque no practicamente realmente, y a pesar de que defiendo mi Religión tanto como la libertad de elección en este tema, creo que la Iglesia Católica, a veces, no es nada acertada en sus palabras como en el caso que nos ocupa. Encima, habla de "homosexuales atraídos por chicos adolescentes", como siempre para atacar a este gremio, que están obsesionados con el tema pero, lo más importante, qué pasa con los pedófilos que se sienten atraídos por niñas y no necesariamente por niños, tb son hosexuales para la Iglesia? porque, además, parece que la pedofilia no se diese en las niñas que, precisamente, el porcentaje es más elevado. En fin que, más le valdría a algunos miembros de la Iglesia callarse la boca de vez en cuando...un beso, amiga!

Armienne dijo...

A mi en Cuba, en medio de la represión religiosa, me criaron en la fe católica e iba con mis abuelos a la iglesia casi todos los domingos.
Hoy voy todavía como una forma de practicar comunitariamente mi fe, pero eso no quita que no deje de reconocer errores.

Morgana dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Como dicen Raquel y Armienne se puede profesar la fé y practicar la religión, pero no cerrar los ojos ante lo que está mal. Hay que ser críticos con estas situaciones precisamente por dañar la imagen de la iglesia y del clero. Ellos deberían ser los primeros en condenar esos atropellos.

Manuel, no estoy atacando la fé, ni al catolisismo. Como dices, esos son errores de los hombres. Eso está claro. Pero a lo que me refiero es que son errores de hombres que se supone que nos deberian dar a conocer la palabra y el amor de Dios. Tampoco digo que sean todos, ni por asomo, pero ahí están.

Saludos!

Morgana dijo...

Puchun, cargadísima de trabajo. Estoy loca por coger vacaciones que este año no las he visto pasar y casi se acaba.

Un beso y gracias por el comentario. No, un dedo no alcanza para tapar tanta vergüenza.

Anónimo dijo...

Por qué preguntas por la ostentación de la iglesia y no por la ostentación de las casas presidenciales en estados unidos, colombia, inglaterra, y la mayoría de países que concuerdo contigo la gente que más arriba está es cada vez peor en la mayoría de los casos.

Los miembros de la iglesia son eso... miembros, individuos y algunos no debieron ser parte de ella desde el principio. La Iglesia es la misma religión, que alguien pertenezca a ella no significa que esa persona sea la misma Iglesia. así que no critiquen a la Iglesia sino a las personas miembras de ella... algunos son buenos miembros algunos no.

Siguiendo con lo de la ostentación, ¿qué presidente va a recibir a alguien en una casa común? - creo que ninguno y eso ha sido parte de la cultura... ¿Quién invita gente a su casa teniendo la casa llena de polvo, desordenada, vuelta un basurero? - creo que nadie, sobretodo si va a venir alguien importante.