miércoles, 10 de marzo de 2010

Calladitos están más bonitos

Yo no iba a escribir sobre el tema. De veras que no. Otros lo han hecho en periódicos, blog e incluso en la televisión. Pero resulta que pasan los días y la cosa se pone peor y molesta más. Me refiero a las declaraciones del actor Guillermo Toledo (Cuestión de Sexo, Al otro lado de la cama) a las que se suma el cantante Miguel Bosé.

El primero luego de la muerte del preso político Orlando Zapata, se ha atrevido a decir cosas como estas y me siento impelida a contestar.

- "era un delincuente común, ni siquiera era un disidente político"

Orlando Zapata está y estaba en el momento de su muerte, reconocido por Amnistía Internacional como preso de conciencia

- existe una lamentable incomprensión acerca de la realidad latinoamericana en general y de la cubana.

En esto Willy estamos de acuerdo, pero creo que lo interpretamos en sentidos opuestos. Tu, desde la comodidad de tu sillón y yo desde el conocimiento profundo de la situación de mi país.

- A esa isla, con una trayectoria antigua y ejemplar en su defensa contra los distintos intentos de potencias extranjeras de expoliar sus recursos y su dignidad, condenada a sobrevivir en soledad...

Willy, ya el mismo gobierno se encarga día trás día de expoliar nuestros recursos. Sólo hay que mirar el número de bosques existentes hace 50 años y el de ahora. De dignidad, mejor no hablamos porque como cubana, no estoy muy familiarizada con el concepto. Soledad? Esa es la mejor arma de la dictadura y el gobierno la defiende a capa y espada. Es una excelente justificación y produce lástima y la lástima por la pequeña isla será siempre bienvenida.

Hoy me levanto y veo en las noticias que Miguel Bosé, defiende a Willy y compara, lean bien, compara la represión en Cuba con el caso Gürtel. Gürtel, para los no españoles es un caso de corrupción en las altas esferas del Partido Popular.

Ante declaraciones como estas, es que te quedas en blanco. Te preguntas: ¿Cómo osan?¿Cómo se atreven? Hasta que un par de líneas más tarde te enteras de que ambos tienen NUEVOS trabajos que promocionar y que se hable bien o mal de ellos, les da lo mismo. Pura y dura publicidad.

¡Qué asco!

6 comentarios:

Pedro Ortega dijo...

Morgana, creo que sería interesante que vieras lo que dijo Bosé en esta entrevista. También recordar que la libertad de expresión es eso...decir lo que uno piensa aqunque se darán mucho casos en que hayan discrepancias.
El título de tu post me resulta algo contradictorio en ese sentido.

http://www.cuatro.com/el-hormiguero/videos/miguel-bose-presenta-nuevo-disco-hormiguero/20100310ctoultpro_3/

Saludos Cordiales

Txema dijo...

No creo que yo sea sospechoso de apoyar al gobierno de Castro. Pero reconozco que otros lo puedan hacer.

Deberán argumentarlo, deberán explicar en qué basan esa defensa y dudo mucho de que a estas alturas tengan muchos seguidores.

A mí me ha costado mucho años reconocer que el gobierno de Cuba somete a los ciudadanos de la isla a una tiranía y tengo mucho más años que estos dos tipos.

No me preocupa la que puedan pensar, sino que no lo piensen y lo digan, como apuntas, por otros motivos. Eso sería aún peor.

saludos

Morgana dijo...

Pedro bievenido!

El título del post, tienes razón y puede ser malinterpretado. A mí lo que me molesta y mucho, es que se hable sin tener conocimientos sobre lo que se habla. El hablar por hablar. Más que molestar duele, hiere. Eso sumado a que son figuras públicas tiene, si cabe aún más delito.

A Bosé le respeté su deseo y sus declaraciones cuando el concierto por la paz. De hecho estuve de acuerdo y escribí sobre ello. Pero no puedo quedarme callada cuando trata el tema de la represión en cuba con tanta ligereza.

Estuve mirando el vídeo que me enlazas pero no habla de Cuba, busqué otro del mismo programa pero era de tendencias de moda. Puede que lo hayan quitado.

Saludos y gracias por comentar!

Morgana dijo...

Txema buenos días!

Ahí está el caso. No creo que alguien que de verdad vea, escuche, lea y palpe la realidad de los cubanos de a pie, alguien que de verdad nos escuche a los cubanos jóvenes que nacimos con la revolución cubana, pueda deliberadamente defender a la dictadura.

Aceptar que en Cuba hay una dictadura, no es negar la importancia del hecho histórico ni los sueños truncados de todos los que quiesieron creer en ese mundo mejor.

Apoyar la dictadura viviendo en Cuba, por miedo al cambio, desconocimiento, conveniencia o pura convicción es una cosa.

Apoyar la dictadura por creer en el mito de la revolución, sin valorar la realidad de mi país, eso es imperdonable.

España tuvo una dictadura no hace tanto...¿Cómo es posible que os hayáis olvidado?

Txema mi más sincera gratitud y mis respetos por respetarnos!!

Saludos!

Morgana dijo...

Txema, lo de olvidar la dictadura española lo digo con respecto a los demás, no a ti, por supuesto!!

Txema dijo...

Pues verás Morgana, creo que no es tan sencillo como puede parecer un juicio general al régimen castrista porque intervienen muchos factores de los que, los de carácter emocional o sentimental, no son menores.

Castro, como tu apuntas, fue en su momento un icono de un nuevo mundo; su revolución, o la revolución de la que en cierta medida se apropió, fue un hito histórico de difícil comparación para muchas pérsonas hoy ya muy mayores. Es dífícil hacerles cambiar de idea.

Lamentablemente y, desde luego, no sólo por hechos imputables a él ha degenerado hacia un régimen escasamente presentable que, en mi modesta opinión, debe ser hoy claramente condenado.

Pero, efectivamente, su génesis es inolvidable para muchos que, desde fuera, y ese es un factor determinante, apoyan lo que creen que es una especie de barricada heróica frente al imperialismo yanquí. Esa es la visión que muchos jóvenes de buena fe y gran idealismo quieren ver en Cuba.

Pero, en todo caso, Sois los cubanos los que teneís que resolver el problema. Personalmente me gustaría que aquello de bueno que tiene es socialismo perviva y sea útil para la ciudadanía.

Pero, sobre todo, me tendréis siempre a vuestro lado para conseguir la libertad personal y colectiva que cada ser humano merece.

un saludo