martes, 15 de diciembre de 2009

Una de Cine


Precisamente por estos días se lleva a cabo en La Habana el XXXI Festival del nuevo Cine Latinoamericano. La ciudad es un caos y se llena de colas frente a los cines que apenas pueden contener tanto entusiasmo. Cualquier persona foránea puede pensar que esto se debe a la gran cultura y afición que tienen los cubanos por el séptimo arte. Sin embargo, eso no es del todo cierto.

¿Por qué tanto afán en ver esos filmes? Porque en Cuba, a diferencia de casi todo el mundo, no se exhiben estrenos cada Viernes, ni se pueden/deben proyectar películas por la cuales el país no haya pagado los derechos. Allí todo es estatal, los cines por lo tanto también. Si el gobierno no paga derechos- bloqueo mediante o no - los filmes no se exhiben(aunque algun cine de barrio proyecte de vez en cuando lo que le parezca). Entonces sólo nos quedan esas pequeñas ocasiones en las que los propios creadores/productores autorizan a que se muestren sus obras.

Hay muchas más curiosidades. Al venir a España, me llamó la atención que cuando una película termina, se encienden las luces y se vacía la sala. Se limpia y se vuelve a llenar. Lógico verdad? Pues parecería que no. En Cuba, los filmes se exhiben una y otra vez de forma contínua con sólo 5 minutos para una especie de telediario. En fin, nunca sabes al entrar en que parte de la película vas a caer. Las entradas muchas veces las venden al comenzar la proyección y por mucho que te apures buscando un sitio en la sala oscura, es muy poco probable que veas la peli desde el principio. Generalmente te sientas y ves desde donde has entrado hasta el final y luego miras el principio y es que te enteras !! La cantidad de veces que he visto el final para luego empatar con el principio!

Pero bueno todo tiene sus ventajas, puedes ver la película todo el día o dormir en el cine. A veces entraba al cine para esperar la cola de una pizzería (lo cual da la medida de lo que se espera para comerse una pizza) o para esperar que una amiga llegase a su casa.

Cosas de cine, idiosincrasia y surrealismo.

17 comentarios:

Fernán González dijo...

Hola Morgana
Tengo grato recuerdo de los festivales de cine de La Habana. No me los perdía. Tampoco los ciclos de cine. Paradójicamente el festival de Londres nunca me ha atraído tanto. Será por eso de que después puedo ver las películas en dvd, la televisión y ahora hasta en internet.
Salud

Morgana dijo...

Yo no vivía en La Habana y tenía que viajar unas cuantasssss horas. Al final estaba muerta. Recuerdo una vez que hice una cola de 3 o más horas para ver Los crímenes del padre Amaro. Estuve hasta en el Museo de Bellas Artes para "hacer tiempo" y durante la peli...no pude más y me dormí...

Txema dijo...

Los crímenes del padre Amaro, es una peli bastante mala, por cierto.

Es curioso eso que cuentas de las colas de La Habana. Pero en España también se hacen colas de horas y horas, para una entrada de un concierto o un partido de fútbol. O del desempleo...

No es oro todo lo que reluce Morgana querida.

Morgana dijo...

Txema, si no digo que no. Llevo bastante tiempo aquí y cuando tengo que ir a algún sitio de "atención" al inmigrante es para morirse.

Pero en Cuba también se hacen colas para entrar a un concierto(cuando hay) y para el béisbol y son bastante peligrosas, te revisan todo por si llevas armas blancas. Se forman aglomeraciones y te pueden pegar, quitarte el dinero, perder el calzado. Pero esas actividades son recreativas y opcionales. Comer no lo es y créeme las colas por comida en un país hambreado, son bastante diferentes a una cola para un concierto.

Besos!

Morgana dijo...

Ahh y si, la peli es bastante malita, pero como en México había sido prohibida, ya sabes...todo el mundo fue a verla. También para ver a Gael, todo sea dicho.

El emigrante dijo...

Me encantan estas entradas, aprendo mucho sobre la situación y las costumbres de otros paises, un saludo :)

Bettie dijo...

Bueno, lo que venían siendo los cines de barrio aquí en españa, que ya no quedan casi. Sesión continúa.

Pues yo, si no fuese por el bloqueo, a eso le veo su encanto... :)

A Cuban In London dijo...

Hay de todo como en botica. Yo era cinefilo de los malos cuando llegaba el festival. Cinco o seis peliculas diarias. De hecho, guardaba mi promedio de ausencias e impuntualiades (30% en la universidad) para perderme durante esos dias. Y como yo eramos unos cuantos.

Buen post. Como extranno ese festival.

Saludos desde Londres.

Bettie dijo...

Te dejé un premio en mi blog, espero no sacarte los colores! (Aunque el premio es por amante de la literatura, lo tuyo es mucho más!)

Me encanta tu blog, y lo sabes. :)

aserecubano dijo...

Ja ja Morgana es verdad entras en el momento del asesinato y te vas cuando comienza la trama para matar.
Es que el bloque que tiene el dictador en su cara dura es muy fuerte.
saludos y feliz navidad.

aserecubano dijo...

errata, donde dice bloque debe decir bloqueo.

Morgana dijo...

asere, tu te imaginas ver Memento desde el final para el principio!! No se si la has visto pero es para volverse loco.

Saludos!

pdta: Oye con bloque se entiende bien también!

Morgana dijo...

Bettie muchas gracias por el premio! Ya sabes para mi leer se ha convertido en un vicio y no siempre bueno...(Hay cada cosa escrita por ahí)

Besos!!

Morgana dijo...

Si Cuban, si a mí me gustaba también y esas cosas se extrañan, pero ya no me meto una cola de 3 horas, ni de una, así estén dando la mejor peli de todos los tiempos pasados y futuros.-)

besos!

Morgana dijo...

Emigrante, que gusto tenerte por aquí! La verdad que muchas veces yo escribo las cosas para no olvidarlas y si de paso enseño un poco de las cosas que viví y que se viven en el paraíso socialista cubano, pues mejor!


un abrazo!

Politicamente Incorrecto dijo...

---El cine es en Cuba un mundo aparte, entras al cine y dejas afuera a la " revolución " y las letanías y la podredumbre de un país enfermizo, entrar al cine en Cuba es como irte un poco del país, es una experiencia mágica, es un salto por encima de la cortina de hierro. La gente entra a ver una película francesa, digamos " Fantomas " y en si se proyectan ellos mismos caminando en las calles de París, comiendo un pan de verdad de esos que sale en la película, se escapan.
--Las películas rusas ó las del ex-campo socialista constribuyeron grandemente al conocimiento anatómico de la nueva pareja que llevabas a la cinemateca para que al menos ella ó él tuviesen una idea mediana de que le esperaría en la próxima cita en la posada más cercana. Muy buén post y feliz navidad.

aserecubano dijo...

Feliz Navidad y que esta sea la última de la dictadura militar cubana. Que la próxima los generales se hayan desaparecido físicamente con sus cuarteles y que la LIBERTAD Y DEMOCRACIA sea lo que disfrute el Pueblo de Cuba.
Mi más sincera solidaridad con tu blog y tu labor de comunicación, en defensa de los presos políticos y sus familiares, así como de todas aquellas personas que por razones de pensamientos y deseos de LIBERTAD, son perseguidas y acosadas por la dictadura militar cubana.

Saludos desde España
Asere Cubano.