domingo, 27 de diciembre de 2009

Cierre de Año

Intentando no ponerme nostálgica, misión casi imposible los domingos por la tarde, me siento a reflexionar sobre este año que se nos va. Particularmente este, ha sido un año difícil y lleno de sucesos complicados que me han afectado de múltiples y singulares maneras. Pero de lo complicado se aprende, con lo díficil siempre viene un desafío, un crecimiento, un reto.

Este año, he visto peligrar la salud de los míos, pero ya están bien o al menos fuera de peligro. He visto zozobrar mi empleo- crisis mediante-, pero aún lo conservo. Me he sentido sola, me he enfadado con la vida como el chiquillo al que luego de llorar no lo dejan salirse con la suya. He pataleado y lanzado juramentos. He herido a algunas personas y me han herido, por supuesto. Sin embargo he conocido a personas lindas, de esas que te enorgullece llamar amigos. He creado este blog de catarsis y desarraigos que me brinda no pocas satisfacciones. Es un grano de maíz, pero es algo.

Así que me niego a decir que ha sido un mal año. Hasta el momento me había mostrado reacia a las felicitaciones. No me gusta el espíritu navideño, siento que es un poco falso. No me gustan las luces, ni papá Noel, ni los polvorones. No me gustan los regalos, ni los villancicos. Pero me gusta la esperanza. Esa sí me encanta.

Así que: !Felicidades a todos los que el azar trae a mi puerta! Que este año que comienza lo haga con el pie derecho, para nuestras familias, nuestra isla, nuestro mundo al fin y al cabo. Sean felices amigos míos y tengan todos Felices Fiestas!

10 comentarios:

ElSrM dijo...

Ciertamente, el clima navideño internacional tiene mucho de falso y es una exaltación grotesca de un consumismo vacío espeluznante. Baste con recordar que hasta la vestimenta roja de Santa Claus es obra de la conocida multinacional Coca-Cola. La original con que se representaba al personaje era verde-bosque.

Los psiquiatras registran el mayor número de recaídas y nuevos casos de depresión nerviosa en estas fechas. Por lo visto ese mensaje implícito de "estas semanas está usted obligado a sentir felicidad y exteriorizarla" es una presión ambiental nociva.

Personalmente, me identifico más con la celebración personal del cambio de una estación a otra, primavera, verano, otoño e invierno,
que con las celebraciones religiosas colectivas de supuestos hechos mágicos y milagrosos, como el del nacimiento del todopoderoso hijo adoptivo del carpintero José de Nazaret.

Me identifico más p.ej. con el día en el que nací, con el inicio y el final de año, con esas cosas objetivas, históricas...

Por otra parte, las reuniones familiares suelen hacerse cuando todos tienen tiempo libre, que suele coincidir con los días de vacaciones.

El tema de las compañías no deseadas en casa lo resolvimos, tras muchos años de prueba y error :-)  reuniéndonos únicamente con aquéllos con quienes realmente estamos a gusto. En final de año y durante cualquier día corriente. Y muchos no son de la familia :-)

Finalmente, aprovecho para desearte un feliz final de año. Sinceramente: si no, no lo diría ;-)
A continuar viviendo, no ya otro año más, sinó, cada día como un día más. Todos los minutos valen, incluso los que nos deparen tragos amargos.

Para tu isla de origen —y para tantos otros sitios cuyas gentes lo necesitan— deseo un cambio, pero no un cambio cualquiera, sinó un cambio a mejor. Todo el mundo se merece estar bien. Especialmente los que no lo están.

Recibe un cordial abrazo,
M.

Fernán González dijo...

Morgana
Compartimos la misma esperanza. Deseo de todo corazón que 2010 sea un año pleno de buenas experiencias para ti y los tuyos.
Salud

Alí Reyes H. dijo...

¡Ay Gatica!...Has vivido más experiencias que cualquiera de tus colegas blogueros que tenemos más edad que tú, pero al parecer no has aprendido todavía...No lo tomes como un reproche. Tómalo como alguien que quiere lo mejor para tí.

No dudo de que has pasado momentos difíciles y de que vendrán más, pero ¿Por qué no piensas que tus paisanos no han tenido la ventura que tú has tenido? ¿Es que acaso, haber salido de ese Alcatráz del Caribe no es motivo de hacer fista? Además, Dios te ha dado salud y belleza, lo que aunado a una intelectualidad poco vista incluso entre chicas profesionales, te hace ver más linda todavía...Deja yá esos requiebros y dale todo los días gracias a Dios y celebra ¡Celebra mi gatita! y no te olvides del que está allá arriba que te ha dado sus bendiciones por su inmensa Gracia

la margarita mia dijo...

hola morgana, que bonitos comentarios te han dejado estoy de acuerdo con ellos, somos fuertes porque en los momentos que pensamos que somos mas debiles, sucede algo que nos demuestra lo contrario, querida amiga, te deseo lo mejor, mucha fortaleza para seguir resistiendo los embates de la cotidianidad de la vida, y cuando quieras hablar aqui me tienes, buscame, te deseo lo mejor y te mando un beso y un abrazo.

Bettie dijo...

Feliz año, y que el año que viene sea tan bueno que no tengas que echar de menos nada del que ya pasó :)

Puchungurria dijo...

Morgana, deseo lo mejor para ti y salud para la familia.
Oye, cinco minutos antes del fin del año coge 12 uvas y a pedir se ha dicho, voy a pedir pa ti ... tan tan tan, ah y coge tambien un pomo y pegate una borrachera bien buena y baila regeton... y hazlo con condon, que sé yo, que la pases bien querida.
un gran abrazo.
Daya

Aguaya dijo...

Morgana,
que el año que pronto termina cierre lo mejor posible y que el próximo te traiga lo que merecen tú y los tuyos.
Feliz 2010 !

Timoteo Estevez dijo...

feliz año morgan un fuerte abrazo!!!

papelbit dijo...

Felices Fiestas Morgana¡
Un abrazo¡

Josán Caballero dijo...

Hola, Feliz Nuevo Año Morgana, ya sabes que tu blog es un sitio de promisión para mí, al que acudo siempre para oxigenar mi corazón de tanta abulia cotidiana. Te respeto y te quiero, aunque no nos hayamos conocido personalmente. Somos amigos virtuales de una eternidad que se hará más segura el día que Cuba esté más libre, y este año sea postulado para ello. Yo he puesto todos mis votos para ganarlo entre todos. Saludos y un gran beso de honra y prosperidad, te besa, Josán Caballero.