jueves, 5 de noviembre de 2009

Octubre y las escuelas al campo (II)

Sigo con la historia de las escuelas "al" campo. Digo "al" porque en Cuba existían además las escuelas "en" el campo, en las cuales aquellos 45 días eran todo el curso. Gran parte de éstas últimas debido a su "improductividad" fueron cerradas este curso.

Como narraba en mi post anterior, mi tarea fue recoger café. Para ello nos daban unos morrales muy parecidos a los que lleva la señora de la foto. Me lo colgaba en la cintura(el dolor de espalda que da eso!) y a pataperrear por el cafetal para hacer la "norma". Esta norma era generalmente recoger dos latas de café. He buscado por internet a ver si veía una lata de esas, pero no encuentro. Sólo les digo que eran de aproximadamente 30x30x70cm. Encima había que hacerles caballete(montañita) arriba. Hasta que no recogieras la norma no salías del cafetal. Puede parecer fácil pero granito a granito, recoger dos latas es de "anjá".

A veces sucedía que con el cambio de temperatura te enfermabas. Entonces dependía todo de la buena voluntad de tus profesores devenidos "improvisados mayorales". En muchas ocasiones fueron comprensivos conmigo -padezco de la garganta- pero otras veces tuve que ir a trabajar hasta con fiebre. Cuando mi madre lo supo el Domingo siguiente casi se come a la profesora con papas. Esto sin hablar de que una vez a un grupo de 10 estudiantes nos dejaron sin comida. Estábamos haciendo la cola y de momento nos dicen que ya no hay más. Los profesores todos habían comido y a nosotros nos dejaron sin comer. Formamos tremendo escándalo y algunos amigos solidarios nos dieron algo de lo que les quedaba en los platos, pero sólo sirvió para compartir el hambre.

Eso sí ganamos en el campo, solidaridad. Los amigos éramos más amigos que nunca y lo mismo tocábamos guitarras en la noche frente a una fogata que compartíamos comida, canciones, ropa limpia y cariño si te sentías sólo o triste. Uno de los años mis padres no pudieron ir varios Domingos, pero se turnaron con los padres de una amiga. Recuerdo que cuando los veía me alegraba casi tanto como cuando veía a los míos. No dejábamos que nadie se quedara con hambre ni sólo en esos días. Hacíamos de un plato de comida casera una gran fiesta.

Otra cosa a remarcar era que en esos campamentos no tomábamos café. Estábamos rodeados de plantas de café y no se nos permitía recoger para consumo propio. El café que recogíamos iba directamente al mercado internacional.

Se podría pensar que a pesar de ser obligatorio, el campo podía eludirse. Es cierto, si tus padres te "resolvían" un certificado médico, podías quedarte en la ciudad haciendo labores menos pesadas. Sin embargo había carreras universitarias que sólo podías pedir si cumplías al menos un año de escuela al campo. Tengo una amiga que quería medicina, pero que padecía de asma crónica y alergia a algunas plantas. Quería pedir medicina y le dijeron que si el Ché había sido asmático y había estado de guerrillero en la Sierra, ella también podía. Palabras textuales.

La verdad es que son cosas que te toca vivir y en ese momento ni las cuestionas. Eres muy joven y es lo normal, lo cotidiano y no le das mayor importancia. Luego ya cuando maduras te das cuenta de lo que pasaste. Lo peor es que las cosas son así o peor. Mis hermanos mayores fueron al campo, yo fui al campo y ahora mi sobrina de 14 años irá al campo.

Nada, que en Cuba, la vida sigue igual.

8 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Quisiera que uno de esos intelectuales como Ramonet el editor de "Le Monde Diplomatique" que tanto alaba a Castro y su régiemn, se echaran aunque sea una semanita en una escuela de esas

Bettie dijo...

Hoy leí esto y me acordé de tí: http://www.cadenaser.com/internacional/articulo/bloguera-cubana-yoani-sanchez-denuncia-fue-detenida-autoridades-pais/serpro/20091107csrcsrint_1/Tes

Garrincha dijo...

excelente, morg.
way to go, babe!

arobos dijo...

Interesante relato. Un saludo.

ElSrM dijo...

Sorprendente, Morgana. Si no lo leo aquí, lo desconocería por completo.
Saludos y ánimo.

Morgana dijo...

Alí, esa idea sería genial, hasta podría bajarle la norma a una sola lata...

Saludos!!

Morgana dijo...

Bettie muchas gracias por la información!!! Pongo el link en mi nuevo post!

Un abrazo!

Morgana dijo...

Garrix, es que no es fácil mijoooo!


arobos bienvenido, luego me doy una vuelta por tu casa:-)!

SrM, por eso me gusta bloguear, me desahogo y de paso doy a conocer cosas de esa sociedad que muchos aún plantean como modelo a seguir.


Gracias a todos!