lunes, 12 de diciembre de 2011

Soy Ciberguerrilllero ¿y qué?

Hace unos meses estuve en Cuba y la verdad es que la realidad irreal de mi país no deja de sorprenderme. Tengo muchas anécdotas que contar pero hoy voy con la que me pareció más absurda y al mismo tiempo, un reflejo de la sociedad actual. Para mal, por supuesto.

Resulta que tengo un conocido al que desde pequeño le gustaba escribir. Poco a poco fue dando pasos en esa dirección, escribiendo sus relatos y presentándolos concurso aquí, concurso allá. Un muy buen día se vio galardonado con un premio a nivel nacional. De pronto J, se despertó convertido, con 24 años, en una figura pública de renombre dentro del panorama cultural de toda una nación. Una joven promesa para su arte. Un orgullo para la patria que le vio nacer . Encima por hacer algo que le encantaba.

Cierto día J., fue llamado a uno de los más importantes despachos del Ministerio de Cultura. Le iban a hacer una importante oferta, la cual aceptaría de seguro, siendo como era J. un joven talentoso y “revolucionario”. A J. se le enfrió el estómago. Se preguntó para sus adentros si su interlocutor podría haberse enterado de las opiniones “progresistas”, que de vez en cuando emitía en reuniones con sus amigos más íntimos, frente a la siempre presente botella de ron.

“¿Me habrán echado pa’lante? No, no creo. ¿Se habrá enterado este de que soy maricón? Digo, bisexual. Seguro que le han ido con el cuento y ahora me quiere chantajear”.

Todo esto le pasó por la mente en menos de medio minuto. No dijo nada, se limitó a esperar.

- Verás, el asunto es que estábamos valorando la opción de otorgarte un ordenador con Internet. De esta forma tu trabajo se hará más fácil. Podrás inscribirte en concursos internacionales y aumentar la gloria de tu patria.

- ¿Pero?

- Pero tendrás que darle a tu patria algo a cambio de este favor. Tendrás que combatir con la palabra. Visitarás diversas páginas al día, de esas que hablan mal del gobierno y dicen que esto es una dictadura. Dejarás comentarios y defenderás a Fidel, Raúl y al socialismo. Te convertirás en ciberguerrillero.

- ¿Eh?

- Si, un glorioso y moderno soldado tecnológico ¿aceptas?

- CLARO

Hoy J. es uno más de esos trolls que dejan comentarios en los blogs, revistas o periódicos independientes. Probablemente en este mismo que yo escribo. Deja comentarios ofensivos, pero con discrección, va copiando artículos y reflexiones interesantes en su “pendrive” , luego se los "pasa" al resto de amigos. Regalando así una información vetada.

Ironías de la vida ¿verdad?

6 comentarios:

Regina Coyula dijo...

Morgana, disculpa la tardanza. Te enlazo. Saludos

Morgana dijo...

Gracias! He estado descansando una temporada y ahora vuelo otra vez a la carga:-)

Alí Reyes H. dijo...

Un doble agente, como se diría en plena guerra fría. No podemos culparlo. Es más, creo que hace lo correcto. Por mi parte nunca he creído en la sinceridad de esos que ofenden de palabra a las damas de blanco. Tengo la sospecha de que lo hacen por interés ¡En Cuba todo se hace por interés!
--------
En otro orden de idea ¡ MORGANA VOLVISTEEEEEEEEEEEEEEE ¡¡¡¡ Esto que te digo no es un cumplido de bienvenida. Personalmente te extrañé. Siempre que pasaba por la entrada de UN GATO EN MI BLOG me acordaba de que también estaba dedicada a tí y eso sin contar las relecturas que le dí a tanto comentario que has hecho en tigrero ¡Cuánto te agradezco que hayas vuelto! Por favor, prométeme que aunque sea una vez al més vas a escribir. Es más, en vista de lo que viene para mi país, te agradecería que pudésemos estar en contacto más estrecho pues saber lo que está pasando realmente en un momento dado será vital.
Escribe a mi correo por fa
alijrh@gmail.com

Morgana dijo...

Buenos días Alí!

Pues creo que permaneceré por mucho más tiempo. He estado mirando algunos proyectos. Por ejemplo convencer a un par de amigos que viven en Cuba para que me envíen noticias o post desde allá. Pronto escribiré sobre ello.

Muchísimas gracias por tu afecto y tus comentarios. Te escribo pronto.

Saludos!!

Amel Rodriguez dijo...

Muy interesante el art;iculo. La epítome de la doble moral pero... ¿qué más se puede esperar?

Es una muestra clara de la descomposición moral de la dicadura.

Morgana dijo...

Así mismo Amel...cada vez hay menos que se creen el cuento y con información, se lo irán creyendo aún menos...

Saludos!!