jueves, 22 de abril de 2010

¡Y yo con estos pelos!

¡Tengo muchas cosas que contarles! Para los que me siguen desde hace tiempo les diré que no sólo he conseguido sacarme el carné de conducir(a la segunda, eso sí), sino que también me ha dado por comprarme un carrito. Pequeño, barato y bueno para llevar en la ciudad. Pero eso es sólo un adelanto de futuros post.

Otra cosa que ha sucedido es que me han trasladado de ciudad. Antes trabajaba en Valencia y ahora me han asignado a Alicante. La oficina es nueva y los compañeros también, así que no es cosa de conectarse a Internet con la frecuencia a la que soy adicta. Sobre Alicante también les contaré en otras entradas.

Luego de algún tiempo sin leer apenas noticias, me he puesto a revisar el ciberespacio y encuentro la noticia de que el presidente de mi país(por dar algún cargo) Raúl Castro ha anunciado que “liberará” el sector de la belleza-estética-peluquería del gran tronco estatal de donde cuelgan TODAS las empresas nacionales. He leído el artículo y aunque la cosa es cierta seguro que la medida se implementará con algunos matices. Sin embargo, no puedo esconder cierto regocijo en ese hecho tan nimio, pero al mismo tiempo tan significativo.

¡Señores! El papá estado ha reconocido que no puede manejarlo TODO, que no tiene superpoderes, ni adecuadas gestiones empresariales y que necesita una válvula de presión para la esperanza. Les arrendará las peluquerías a los trabajadores. En lugar de salario les cobrará un alquiler. Hoy han sido las peluquerías, mañana quizás sean los restaurantes, luego dejarán crear peluquerías y restaurantes a las personas emprendedoras de nuestro pueblo. Les darán ayudas a los autónomos. ¿Será verdad?

No lo sé. Quizás es otra migaja como la de permitirnos utilizar móviles, siempre prohibidos a los cubanos residentes en Cuba o dejar que los ciudadanos cubanos después de un largo apartheid, pernoctáramos en los hoteles. Quizás. Pero hoy me siento francamente contenta con la iniciativa.

¿Tan mal está mi país o tan mal estoy yo, para que una noticia así, tan aparentemente poca cosa, me alegre el día?

6 comentarios:

Papelbit dijo...

Hola Morgana¡¡ Pues me alegro mucho por tus éxitos¡ Y porque estés de vuelta¡¡
Pues conozco Alicante¡ Bellas costas¡ Estuve en el Cabo de Gata. Lindísimo¡
Bueno, un abrazo¡
Y termino... por los pelos¡¡ ;)

Txema dijo...

Me alegro de tu vuelta y de tan excelentes noticias (me refiero al carné).

En cuanto a lo de las peluquerías es un buena noticia. Espero que otros sectores vayan incorporando la posibilidad de que los ciudadanos que lo deseen puedan poner un negocio.

El estado no puede, ni debe, controlar todo. Sólo tiene que permancer en los sectores estratégicos. Ahí si.

saludos

Al� Reyes dijo...

Esa noticia al parecer "nimia" está enmarcada en la ola de indignación que la muerte de Zapata, el ayuno de Fariñas y el salto a la palestra de las Damas de Blanco ha levantado en el mundo y que está desvalancenado el precario equilibrio de la dictadura...No desde afuera, sino desde adentro. Ya las grietas se están viendo, las junturas no se sostienen y el friso se está desmoronando.

Bettie dijo...

No es nada de eso chica, sino que a veces, los pequeños gestos, significan mucho :)

Puchungurria dijo...

saludos Morgana, eh, esta emocionante el cambio de trabajo ese, ciudad, amigos, te hicieron cambiar la rutina jajaaj. Espero que estes contenta.
Saludos

la margarita mia dijo...

me alegro por lo de tu carné, siempre los cambios nos traen cosas buenas o por lo menos diferentes y nos saquen de la rutina, te deseo lo mejor en esta nueva etapa, saludos.